Pretty Little Liars

Pretty little liars

Por: Iliana Fornaguera Córdova

  • Año: 2010
  • País: Estados Unidos
  • Creado por: Sara Shepard y Marlene King
  • Temporadas: 4
  • Episodios: 72

Pretty Little Liars es una serie estrenada en el 2010 por el canal ACB family y creada por Sara Shepard y Marlene King. Una mezcla de thriller, misterio y drama desarrollan una historia que de inicio, resulta ser muy atractiva para los que son afines a estos géneros. En PLL, como también se conoce, se desarrolla una historia de 5 buenas amigas de clase alta que viven en un pequeño pero lujoso pueblo llamado Rosewood. Todo comienza a partir de una pijamada en la que tras largas pláticas y unas cuantas copas, una de ellas desaparece mientras las demás duermen.  Allison, la amiga que se esfumó sin dejar rastro, es aparentemente para todos los habitantes del pueblo una joven inocente. Nadie se explica como alguien tan dulce puede desaparecer. Sin embargo, sus amigas Spencer, Hannah, Aria y Emily saben a la perfección que Allison no era una blanca paloma. Al aparecer el cuerpo de la joven un año después de su desaparición, surgen nuevas pistas y sucesos que presumiblemente apuntan directo hacia un responsable de asesinato. Es así como se desarrolla toda la historia, agregándole como un plus el hecho de que varias de las personas relacionadas directamente con Allison reciben mensajes anónimos firmados simplemente por una “A”, los cuales son determinantes para dar nuevas pistas y además sirven para controlar y chantajear a todas las personas que los reciben.

La historia en sí es un tanto compleja y puede resultar difícil encontrar cual es la temática principal. No obstante es identificable a primera vista que el público al que va dirigido es más juvenil que el de otras series de misterio que han salido. Aunque en recientes fechas ya hay un público más cautivado por los programas donde el misterio predomina, considero que las temáticas que se tocan son muy diferentes  y no logran punto de comparación con Pretty Little liars.

A pesar de que cada vez se apuesta más al thriller, el drama y el suspenso, dicha mezcla de géneros crea de forma particular en esta serie un ambiente que verdaderamente te hace meterte en una historia y te acelera el corazón. Las personalidades de cada una de las protagonistas te permite identificarte con cualquiera de ellas. Hanna siempre a la moda, Spencer la más inteligente, Aria la enamoradiza y Emily la deportista; las personalidades de cada uno de esos cuatro personajes y de la difunta y voluble Allison, hacen que te termines identificando con cualquiera de ellas en algún aspecto.

Una cualidad de esta serie es que no sólo te lleva de la mano de una historia de asesinato, pues también cada una de las protagonistas tiene dos historias paralelas. Por un lado se muestra las relaciones amorosas de las jóvenes relaciones amorosas, y por otro su vida con cada integrante de la familia. El problema de esto radica en que son demasiados personajes de los que muchas veces no puedes recordar el nombre o la historia.

Para los que ven esta serie por internet o tienen la oportunidad de pausar la serie, tienen un punto a su favor. Vale la pena por un momento detener el programa  para poder hacer memoria de quién era quién, identificar los cambios de la historia y poner atención a detalles para no perder el hilo. El hecho de que haya tanto elenco es algunas veces chocoso, pues así como aparece un personaje en un capítulo, desaparece en otro; ya para cuando reaparece el personaje, se te olvidó qué hace o por qué es importante. La buena noticia es que siempre habrá historias que contar, pero la mala noticia es que quién sabe si te acuerdes después.

Otra característica que puede ser buena o mala para los espectadores, es que la serie está basada en una serie de libros del mismo nombre. Esto la mayoría de las veces es favorable para los lectores que podrán ver en televisión lo que antes sólo podían proyectar en su mente, pero también tiene su lado negativo. El lector muchas veces ya se encuentra predispuesto y si le gustó lo que leyó, planea que igualmente le agrade lo que verá en una televisión. El problema surge cuando se topan con que, aunque la historia del libro está obviamente relacionada con la serie, verán una historia muy diferente a la que estaba en los escritos.

Para los lectores puede ser o no algo favorable ver su libro materializado. Pero para los que nuestro único acercamiento con Pretty Little Liars ha sido únicamente a través de la serie, agradecemos no tener que cuidarnos de los spoilers lectores que quieran arruinarnos la historia.

Creo que parte importante de la serie y del éxito que la llevó a ganar en recientes fechas un premio en los Teen Choice Awards, es la labor que realizan a través de las redes sociales. Cuando la temporada está en curso, los administradores de su página oficial ponen imágenes o frases que generan más intriga y curiosidad que te mantendrá pendiente del próximo episodio. Lo más importante de esto es que la página no se abandona cuando la serie no se está transmitiendo, pues es cuando más se preocupan por mantener la duda y el interés en el espectador.

Desafortunadamente, el tiempo que transcurre entre una temporada y la otra es muy extenso. Cada temporada se divide a su vez en dos, por lo que el espectador verá primero doce capítulos y tendrá que esperar unos cuantos meses para ver los doce restantes.

Sin duda, Pretty Little liars es una serie muy compleja que requiere de comprometerse y dedicarse exclusivamente a verla con toda la concentración posible. A pesar de su complejidad, una vez que se entiende el hilo de la historia y la trama, es más fácil verla y adentrarse por completo.

Es una serie muy buena que podría ser más sencilla y concreta, pues  lleva 4 temporadas intentando descubrir al asesino y al responsable de los mensajes anónimos. Justo cuando se cree que ya se va a descubrir una pieza clave del rompecabezas, resulta que las cosas no son como parecen y nuevamente empiezan las averiguaciones.

En algunos casos creo que es un poco absurdo la forma en la que las protagonistas se meten en problemas, pues son acciones que una persona normal con sentido común no haría.

De cualquier forma y aunque personalmente creo que podría ser mejor, PLL cumple perfectamente con la función de entretenerte y de mantenerte al filo del asiento en todo momento. A veces tiene sus momentos flojos con poca acción o poca historia, pero los escritores saben compensar muy bien esos periodos con escenas y capítulos llenos de mucha más intriga. Entre el amor, las relaciones de familia y las pistas sobre el asesino, se hace un entorno agradable para pasar un buen rato y captar tu atención.

The middle

Imagen

Por: Iliana Fornaguera Córdova

The middle, es una serie estadounidense en la que se plasma de manera cómica y chusca la vida de una típica familia americana. Frankie Heck, la madre, es una mujer trabajadora y fuerte con un sentido del humor muy particular. Mike, su esposo, es un hombre sincero de buen corazón que funge como apoyo principal de Frankie en todo momento. Ambos van hombro con hombro lidiando con las diferentes personalidades de sus tres hijos. Su hijo mayor Axl, es el típico joven jugador de fútbol americano que es amado por todos, situación muy diferente a la de su hermana pre-adolescente Sue, quien puede ser considerada como una rechazada social con una personalidad muy ingenua que la mete en la situaciones más inesperadas. Brick, posiblemente el integrante de la familia más inteligente pero también el más distraído, es un niño que pasa todo su tiempo leyendo y cuyos comentarios desatinados brindan un humor muy peculiar.

A simple vista y debido al nombre de esta serie, se suele pensar que es una versión más actual de “Malcolm in the middle”, pues en ambas se muestra la vida de una familia americana de clase media y las proezas que pasan día a día sus integrantes. Sin embargo vale la pena quitarse ese prejuicio y darle una oportunidad a The Middle, pues la forma en la que está desarrollada crea un humor muy diferente, sano y apto para toda la familia.

Los temas manejados en la serie suelen ser muy cotidianos. Van desde una celebración navideña hasta una entrega de boletas escolar. Todo es tan natural que inclusive para las familias mexicanas, que en esencia son muy diferentes a las americanas, muchas de las situaciones que se reflejan pueden ser perfectamente aplicables y es muy fácil identificarse con lo que viven los personajes. Esto le da un toque único de comedia donde te ríes de lo que estás viendo, y además lo relacionas con un hecho chusco que viviste en tu vida diaria.

De igual forma, es muy destacable el hecho de que la comedia que se maneja es muy ligera. La forma en la serie te hace reír no es recurriendo a los clásicos chistes, ya que las personalidades de todos los  actores crean un ambiente que por naturaleza es muy cómico.

Es interesante y peculiar la forma en la que cada personaje tiene una personalidad muy definida y tan diferente. La convivencia diaria de cada uno de los integrantes de la familia, al ser tan diferente entre ellos, podría generar un ambiente tenso. No obstante los guionistas se han preocupado por propiciar una sana convivencia entre ellos y equilibrando cada uno de los comportamientos sin que resulte fastidioso el choque de todas las personalidades.

Algo que sin duda es un factor muy importante en la serie, al menos para mi, es que no es necesario ver cada capítulo para poder entenderla. Aunque tenga tiempo que no veas la serie, es muy fácil captar e identificar los cambios que ha habido a lo largo de la historia, si es que los hay.

Creo que gran parte de la capacidad de la serie para no tener una continuidad total, es en parte el dinamismo y la sencillez de la serie, y el hecho de que las personas que aparecen son constantes y rara vez aparece una nueva. Es decir, los personajes se limitan a ser los allegados a los protagonistas, tales como el jefe, algún compañero de trabajo o un par de amigos, sin la necesidad de agregar nuevo e innecesario elenco.

Más allá de que lo que básicamente se muestra en la serie son conflictos de familia, en cada uno de los capítulos que oscilan entre los 20 y 22 minutos, se queda un gran sabor de boca. En cada episodio se lucha por mostrar algún problema, pero también se muestra la forma en la que ese problema puede ser solucionado o, en su defecto, el papel tan importante que la familia tiene en la resolución de este.

Esta serie es sin duda una muy buena forma de pasar un buen rato que no se queda en ser simplemente un momento de comedia, pues realmente se nota el esfuerzo de hacer un proyecto completamente familiar que deja una gran lección, hecho que considero que todo programa televisivo debería propiciar.

Grey’s Anatomy

Por: Iris Amandy González

tumblr_inline_ms474zTTwE1qz4rgp

SINOPSIS

Grey’s Anatomy es un serie estadounidense de drama escrita por Shonda Rhimes, que ha tenido gran éxito comercial y está a punto de estrenar su décima temporada.

Muestra la vida diaria de un grupo de internos, residentes y médicos de base que conviven mutuamente en el Hospital Seattle Grace. Donde comparten sus experiencias laborales, personales y surgimiento de sentimientos amorosos. Todo esto relatado desde la perspectiva de Meredith Grey, hija de  Elise Grey, una eminencia médica muy reconocida en el mundo, que de cierta manera la ha reprimido a lo largo de su carrera.

ANÁLISIS

El drama es la esencia de la serie, historias entrecruzadas y amoríos entre  los protagonistas que nunca dejan a un lado su deseo de superarse y posicionarse como unos de los mejores cirujanos del país.  Cada personaje nos proyecta la dificultad y esfuerzo que conlleva la carrera de medicina, así como las ventajas y desventajas que trae consigo.

La serie continúa siendo retransmitida por el canal Sony Enterteinment Television todos los lunes a las 9:00 pm. Está dirigido al público adulto-joven que comparte o no afinidades con la medicina. Grey’s anatomy no es la única serie de su categoría médica, sino que compite contra otras de igual índole como Dr. House, Scrubs, private practice etc. Aunque esta última es una derivación Grey’s anatomy en la que se le da seguimiento a uno de sus personajes. Desafortunadamente, no he tenido la oportunidad de haber visto las demás como para poder determinar cuál vale más la pena. Pero en lo personal, y por comentarios que he escuchado, parece ser que Dr. House retiene más al público masculino y Grey’s Anatomy al femenino. Creo que esto se debe justamente a que Grey’s Anatomy no se centra sólo en la resolución de los casos clínicos, sino en el drama que viven sus personajes y eso puede ser un factor para todas aquellas personas que busquen el sentimentalismo como primera opción en sus programas. En cambio Dr. House es una serie más detectivesca, con un personaje fuerte, frívolo y egocéntrico que si esconde una trama pero que no lo externa fácilmente.  No es tan sentimentalista como la otra, por lo cuál puede generar mayor empatía con el público masculino.

Grey’s Anatomy es una de mis series favoritas no sólo por la historia que conlleva, sino por ser una serie tanto horizontal: al conservar la trama principal en todos sus capítulos, como  Vertical: al contener subtramas en cada uno de sus episodios que enganchan al espectador con la resolución de esos enigmas médicos.

Hace uso de la estructura clásica respetando una introducción, un desarrollo y un desenlace.  En particular,  me agrada mucho el hecho de que al principio de cada capítulo se inicia con una frase relacionada con lo que va a tratar el episodio. Y al termino, vuelve a retomarla para cerrar con una conclusión. Siempre en busca de dejar un aprendizaje al público, con una moraleja que te hace reflexionar.

Los subtramas  o historias que desarrollan los pacientes que llegan al Hospital de Seattle Grace en cada episodio, comúnmente abarcan problemáticas sociales, familiares y personales a las que nos enfrentamos día a día. Por lo que muchas veces, sino no logramos identificarnos con algún personaje, nos identificamos con alguna historia  de las que tiene cada caso en particular, al encontrar cierta similitud con alguna situación nuestra.  De la misma manera les sucede a los protagonistas, ya que constantemente encuentran alguna conexión entre la problemática que sufren los pacientes con cierto personaje que, metafóricamente, vive una situación similar, por la que al final del día consigue una lección.

Pienso que una de las razones por la que ha adquirido tanto éxito con todas sus temporadas es debido a que la mayoría de las veces no cae en la monotonía, siempre hay continuos cambios, incluso podría considerarlos radícales, ya que, a diferencia de otras,  Grey’s Anatomy ha cambiado drásticamente a su elenco principal a lo largo de sus temporadas, así como muestra la gran evolución en aquellos que continúan vigentes.

La variación en sus personajes principales ha sido un arma de dos filos. Ya que, por una parte, puede ser una ventaja al generar un cambio inesperado para el espectador y  que la vuelve más atractiva al no poder definir qué va a ser la serie sin ese personaje principal.  Desde mi punto de vista pienso que hicieron un buen trabajo en las primeras temporadas, ya que a pesar de la desaparición de varios personajes principales, supieron recompensarlo con la llegada de nuevos que lograron ganarse el cariño y estima del público.  Pero, lamentablemente también se ha vuelto contraproducente. Ya que el cambio continuo del elenco es muy frecuente. A penas te estás acostumbrando a los nuevos personajes cuando los eliminan y llegan unos nuevos. Como es el caso de las últimas dos temporadas de la serie, en la que ha ido en declive. Y pienso que se debe justamente a esto. La esencia se está perdiendo y los nuevos integrantes no han logrado ganarse la empatía del público. La serie está cayendo en la monotonía y se está perdiendo su esencia.

Otro de los motivos que me hacen diferenciarla de otras series, es el hecho de que al término de cada temporada te deja esperando más y más.  La serie se caracteriza sustancialmente por eso, ya que uno como espectador se ha acostumbrado a que cada final de temporada habrá algo que nos dejará atónitos y en espera de la siguiente. Y así ha sucedido con gran parte de las temporadas, pero, como he mencionado anteriormente, la serie está decayendo. Desconozco si se deba a la larga extensión del programa o al cambio  drástico en el elenco o que la trama está aplanándose. Pero en estás dos últimas,  ha caído en la reiteración de lo mismo. El público puede deducir lo que sucederá en su capítulo final. Ya no nos sorprende, siempre se recurre a la muerte de algún personaje primordial.

Otro desliz que presenta Grey’s Anatomy es en la historia que viven los protagonistas, ya que es sumamente catastrófica. Volviéndose cada vez más exagerada e irreal para el espectador. Estamos consientes de que al ser una serie forma parte de la ficción y no puede ser apega a lo que consideraríamos un hospital común porque aburriría. Pero tampoco hay que caer en el exceso de desgracias. Los primeros siniestros eran excitantes e inesperados pero después se vuelven rutinarios. Me parece que está bien darle un twist en cada temporada para que enganche al espectador, pero se debe evitar caer en la casualidad como está sucediendo.

Por otra parte, la musicalización también es un gran factor que me obliga a tener más afinidad en la serie. En lo personal me gustan mucho los soundtracks que manejan, ya que se acoplan perfectamente con las situaciones y sentimientos del momento,  adentrándote en las historia como si la vivieras en carne propia.

Analizándola desde una perspectiva más técnica, en mi opinión, cuentan con una gran producción y postproducción en sus contenidos. Siempre se esmeran en hacerlo lo más cercano a la realidad que se pueda. Lo observo en las heridas, operaciones, instrumentos, indicaciones, equipo, todo es investigado a fondo para evitar cualquier error en la pantalla.

Se Puede percibir a simple vista el gran esfuerzo que lleva consigo su realización, incluso su preproducción es visible a la hora de verlo en la pantalla. Cuentan con un gran equipo de filmación, utilería y continuidad. Los actores también realizan un gran trabajo. Ya que cada quién ha sabido encontrar la forma de darle vida a su personaje, dejándole la esencia que los hace únicos en la serie. Por último, quede reconocer el gran guión con el que cuenta gracias al trabajo e imaginación de su creadora.

¿Y tú qué opinas?

La Sopa

Por: Sharly Tlapa

La Sopa, es la versión mexicana del famoso programa estadounidense “The Soup”. Este show es conducido por Eduardo Videgaray también conocido por su famoso programa en radio “La corneta”.

La sopa es un programa de crítica y humor negro hacia los programas transmitidos en la televisión mexicana.  Lo podemos sintonizar todos los lunes y vienes por el canal “E!” a partir de las 9:00 p.m, en un horario que va dirigido para jóvenes adultos y adultos.

Imagen

Los puntos débiles del programa pueden ser varios, por ejemplo yo creo que  en primer lugar su conductor no es del agrado de muchas personas debido ha comentarios que ha realizado en este y otros shows en los que ha participado. Por otra parte no siempre el humor y las burlas en “La sopa” son entendidas o tomadas como un chiste en la sociedad, aunque debemos ser realistas, los mexicanos estamos acostumbrados a este tipo de humor y a burlanos  de nosotros mismos.

No todo es malo en “La sopa”, también tiene algunas virtudes, aunque no lo creas, sabemos que el programa se está consumiendo por la gente ya que atrae al televidente a verlo por todas esas críticas buenas o malas que circulan sobre él en las redes sociales. Yo creo que aunque muchas veces las personas argumentan que no hay que burlarse de la televisión mexicana sino que hay que criticarla con inteligencia, este tipo de programas analizan de forma burlona cada uno de los shows que son transmitidos a los mexicanos, como Laura, La rosa de Guadalupe, entre otros, mostrando al publico una forma de examinar sus programas de una manera entretenida.

Así también como televidentes nos vuelve más exigentes en lo que consumimos televisivamente, ya que nos muestran los puntos débiles de los programas mas populares, además puede servir como una llamada de atención a los productores de televisión, ya que pueden tomar en cuenta lo que el televidente quiere y así mejorar los contenidos televisivos.

Family Guy

Por: José Manuel ReyesImagen

Serie creada por Seth Macfarlane y distribuida por la cadena Fox. Lleva en activo desde 1999 hasta la fecha donde actualmente se transmite su onceava temporada. La serie se centra en la familia Griffin: conformada por el matrimonio de Peter y Louis, sus hijos Chris, Meg y Stewie, además de un perro parlanchín de nombre Brian. En cada episodio los personajes se ven envueltos en situaciones cómicas donde retratan y critican a la sociedad estadounidense y su cultura pop.

Family Guy desde sus inicios ha sido duramente criticada por ser una copia de los Simpsons, e incluso se puede pensar que esto tiene mucha razón, ya que se basa en una familia disfuncional de clase media, con los típicos problemas norteamericanos. Pero mirando más a profundidad cada una ha tomado un camino muy diferente en cuanto al modo de su critica, ya que Family Guy se destaca por su acidez, además de la estructura de sus shows.

Family Guy tiene muy en claro que su audiencia debe ser madura, las bromas y sketches mostrados a cuadro tienen una crudeza bastante escandalosa ante sectores de la población muy reaccionarios. El humor es negro, los guionistas no se tocan el corazón en cuanto a que tan grande puede ser la broma: chistes de negros, judíos, mexicanos, terroristas de medio oriente. Todo es parte de la broma que Family Guy maneja. Incluso personajes de la farándula son criticados y ridiculizados: Enfatizo un episodio donde se burlan de la pierna amputada de la ex esposa de Paul McCartney.

La estructura del programa es por lo general muy sencilla de comprender, la fórmula comienza con una situación completamente irrelevante que tiende a convertirse en un gran problema. Pero por lo mientras entre cada escena existirá el recuerdo explicito de un personaje hacia una experiencia ya conocida, que nos llevará a un pequeño sketch donde pueden o no aparecer los personajes de la serie, o se hace mofa de alguna idea situación que no siempre tiene mucho que ver en la trama. (Ejemplo: Stewie, hace un comentario acerca de Sarah Jessica Parker, se realiza un corte de escena y ahora dentro de un bar un caballo discute con dos hombres, todo para que al final el caballo resulte ser la actriz de Sex on the City).

Aunque se intente ver de tal forma, Family Guy no es forjadora de opiniones, hace señalamientos, bastante duros hacia Estados Unidos, no cabe ninguna duda, lo que no hace es dar un mensaje de qué postura tomar, sino que permite al espectador burlarse de la desgracia ajena sin tomar un partido mas que la bandera del humor. Por ello, aunque esta serie siempre ha sido criticado por muchos sectores, yo puedo decir que la disfruto, ya que un humor políticamente incorrecto es lo que se necesita hoy en día para dejar de darnos golpes de pecho y preferir ver el mundo con cierto aire de optimismo.