El peor vals de tu vida

Por:

Iris Amandy González y

José Manuel Reyes

waltz-with-bashir_wallpaper_02-wide

Después de una charla, donde dos amigos recuerdan el crudo impacto de la guerra y las pesadillas recurrentes que la culpabilidad les provoca. Uno de ellos, Ari Folman, descubre que no recuerda nada acerca de su violento pasado durante la Guerra de Líbano y solo una visión donde observa cómo bengalas iluminan el oscuro cielo de Beirut, siendo este el recuerdo de una de las masacres más horribles en la historia de la humanidad donde Folman participó de manera indirecta. Ahora, después de tal charla el ya veterano director de cine se encargará de recordar qué sucedió aquella noche.

Vals con Bashir, es la película-documental del director Ari Folman, donde él mismo por medio de entrevistas, va narrando su descubrimiento acerca de la masacre y los comienzos de la guerra del Líbano. La trascendencia de dicho filme es que esta compuesto completamente por animaciones, donde se pueden recrear los hecho violentos e incluso las alucinaciones de los distintos personajes-entrevistados. Esto con el fin de dar un retrato más fiel al espectador, sin caer en el uso de secuencias reales que puedan perpetrar más en el morbo, que en la verdadera apreciación de un suceso tan delicado. Muy bien justificado y manejado por el director debido a la crudeza del contenido tan fuerte que  implican estos hechos brutales.

El director no solo utiliza los relatos tortuosos de cada uno de sus compañeros de infancia y de combate, sino que también comparte momentos con psicólogos que le ayudan a comprender el porqué de su amnesia selectiva, dando a conocer situaciones peculiares como por ejemplo la generación de recuerdos jamás vividos en las personas o los traumas transmitidos de generación en generación.

En segundo plano cabe resaltar el vivo retrato de los combatientes en dicha guerra, relatos tan macabros como el desconocer a qué se disparaba y al mismo tiempo cuestionar la fe que se tiene a lo desconocido. El regocijo y la seguridad que un tanque puede dar a sus refugiados, pero al mismo tiempo el increíble momento de desesperanza y fragilidad al ser desprovistos de su acorazado. Todos ellos, como ya lo he dicho resultan ser bien manejados por medio de la animación ya que no quitan la crudeza que la guerra puede tener, sino que a pesar de ser una netamente caricaturas, somos capaz de ver las entrañas saliendo, muertes horribles y desesperación en cada uno de los soldados.

Después de todo el viaje y varios momentos de reflexión, Folman descubre realmente cuál fue su papel dentro de la masacre, además de comprender el por qué de su culpabilidad. Si bien, no es necesario explicar el lugar donde estuvo el director, si es muy importante hacer hincapié en la crudeza y deshumanización que revela toda la matanza de Sabra y Chatila. Un gran acierto es el momento en que todo el horror mostrado en animación se convierte en grabaciones reales, Un muy fuerte contraste que desnuda el salvajismo y brutalidad de los hechos ocurridos, que obliga al espectador a percatarse de la gravedad de la situación e identificarse en ese dolor ajeno e impotencia que sienten aquellas mujeres con sed de venganza ante este cuadro tan desalmado.

Es muy poco común que nos topemos con un documental que posee un giro en animación.  Ya que de manera inmediata, por el simple hecho de ser dibujos animados lo relacionamos con los niños, arriesgándose a caer en el error de ser malinterpretados y pensar de esta manera. Pero no es así,  el target al que va dirigido es bastante claro, al público adulto, y esto se debe al estilo de animación que maneja, la cual va muy acorde con el tipo de contenido que involucra.  La gama de colores va de los amarillezcos, azulosos y grisáceos que se conservan en todo el filme, los cuales le otorgan esa esencia que lo caracteriza y enfatiza el dramatismo de la narración.

Nos agradó mucho la manera en la que el director muestra a la audiencia la otra cara de un militar. Ahogado en miedo, angustia, delirios, traumas, pánico,  dejando a un lado el estereotipo de aquel soldado, fuerte, valiente, inhumano, que está seguro de lo que hace y limita a seguir un protocolo. De tal modo, que se genera una cierta empatía con estos mismo, dándonos cuenta  de que son seres humanos al igual que nosotros, y por ende, están expuestos a sentir una diversidad de emociones negativas frente a este cuadro tan atemorizador.

La crudeza ha de acompañar muy bien a este vals. Rescatando, ya para finalizar, dos escenas que tienen un gran impacto en el documental, una de ellas es por la cual se lleva el titulo el documental, nos referimos al baile con la ametralladora hacia lo que fuera, ya que la música, narración y colores dan un perfecto estado irreal que al mismo tiempo sumerge al observante en dicho momento. En segundo lugar, la alucinación dentro del aeropuerto, ya que imaginar la paz y los “tal vez” en medio del caos resulta ser probablemente una de las cosas más desequilibrantes y desmoralizadoras que una persona puede vivir. Bien lo dijo Horacio Quiroga: “Nada hay más bello y que fortalezca más en la vida que un recuerdo puro”, y precisamente, la ausencia de un recuerdo puro, tan solo las tiendas de duty free o el tablero de anuncios, podía levantar el animo de un simple soldado de 19 años, pero el regreso a la realidad resulta ser bastante duro. Simplemente una joya de relato.bashir

Sin duda una gran película, es impactante en todos los sentidos, los tonos saturados y los trazos sencillos de las figuras humanas, hacen que este documental sea todo, menos el típico rodaje aburrido que intenta mostrarnos el horror de ser un ser humano.

Anuncios

3 pensamientos en “El peor vals de tu vida

  1. Analicé este documental y mientras lo veía sabía que debía mencionar la intervención de los psicólogos y del periodista dentro del mismo, pero al final lo olvidé por completo jaja, que bueno que ustedes lo mencionan por que es lo que aporta mayor credibilidad al film.

  2. A mí también me impactó la escena del aeropuerto, porque al inicio parece que está recordando un viaje de placer que hizo en el pasado. Cuando te das cuenta de la destrucción que había, ese brusco regreso a la realidad, sientes un vuelco en el estómago :S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s